Búsqueda de Artículos

Busca todas las publicaciones realizadas

Publicaciones Recientes

Previous Next

147 recordando al Padre Francisco Palau

Recordamos hoy la muerte de nuestro fundador, el beato Francisco Palau.

Francisco Palau llegó a Tarragona el 10 de marzo de 1872 procedente de Calasanz, Huesca, donde había asistido a los enfermos y les había prestado asistencia espiritual. Vino gravemente enfermo. Se dirigió a la casa donde habitaban las Hermanas en la calle de la Misericordia de Tarragona.

Durante su enfermedad fue un modelo de paciencia y piedad. Tenía presente su lema: “Vivo y viviré por la Iglesia, vivo y moriré por ella”. Su amor hacia la Iglesia, ese amor que llenó su vida plenamente, lo impulsó siempre a soñar grandes cosas, a afrontar todos los peligros y entregar la vida a su servicio. Desde joven había anhelado el martirio y, a sus 61 años, entregó los últimos momentos de su vida al servicio de los más necesitados: los enfermos de la peste.

El día 20 de marzo de 1872 falleció en esta ciudad de Tarragona. No murió en la soledad: sus hijas e hijos espirituales, las Hermanas y Hermanos Carmelitas, la rodeaban y rogaban por él.

Él podía sentirse satisfecho, había sido un luchador incansable. Podía morir tranquilo, porque sabía que la Iglesia, su Amada, no buscaba los brillos aparentes, sino la entrega incondicional y amorosa a los más necesitados. Su pensamiento”¿Cuán dulce, y agradable, el reposo en los brazos de una Madre Virgen y tan pura como es la Iglesia” se hacía realidad.

Era «el día 20 de marzo de 1872, miércoles, día de San Aniceto, estando la luna a los cuatro días de su cuarto creciente y a las siete y media de la mañana».

El P. Francisco, al contemplar a sus hijas desde el cielo se alegra reconociendo en ellas «la Obra de Dios».

Previous Next

Viernes, 15 de Marzo

Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,28b-36):

En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él.
Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: «Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.» No sabía lo que decía.
Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle.»
Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

Palabra del Señor

Conoce nuestro Centro

El Colegio "La Pur铆sima" de las Hnas. Carmelitas Misioneras Teresianas de Torrevieja es un Centro Concertado Religioso de Educaci贸n Infantil, Primaria, Educaci贸n Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachilearato, como todos los colegios de las Carmelitas Misioneras Teresianas, se definen como Escuela Cat贸lica que tiene como misi贸n ofrecer un estilo de educaci贸n personalizada, que se caracteriza por ser humana, social y profundamente cristiana, de acuerdo con las directrices de la Iglesia en el "hoy" y en el marco institucional, donde dimana el esp铆itu y carisma de nuestro Fundador Francisco Palau y Quer. Ofrecemos una Educaci贸n Integral desde una dimensi贸n humana, social y trascendente..

Solicitar Visita